Usted está aquí Actualidad "Cimientos Humanos" para un nuevo Centro de Capacitación Juvenil en Nueva Capital

"Cimientos Humanos" para un nuevo Centro de Capacitación Juvenil en Nueva Capital

E-mail Imprimir PDF

Nueva Capital se sitúa en lo alto de un cerro en Tegucigalpa, tras el Huracán Mitch se fueron asentando muchas familias que viven en las más humildes condiciones. Desde lejos, y desde muchos puntos de la ciudad, se divisa la Escuela Santa Teresa de Jesús, que desde el 2002 trata de dar la mejor educación posible a más de mil niños, que poco a poco, se van convirtiendo en jóvenes.

De que un día existiera la Escuela Santa Teresa fueron responsables unos jóvenes, que vivían en los alrededores de una colonia lejana, la Monterrey, que iban a colaborar al Centro de Capacitación Juvenil, que en definitiva, es ayudar en lo que está en sus manos, y les toco desenvolverse con formulaciones de proyectos, presupuestos y arquitectos cuando todavía no habían estrenado la mayoría de edad en Honduras.

becados_Santa_Teresa_en_CCJ1

El otro día se reunieron unos 55 jóvenes, de los cuales 40 eran antiguos alumnos de la escuela Santa Teresa, que continúan estudiando a través de becas de estudio externas y el resto, jóvenes de la Monterrey. Los niños que estudiaron muchos años en la escuela Santa Teresa, son ya unos jóvenes con muchas capacidades: uno, estudiante de ingeniería en sistemas, la mayoría terminando bachillerato, con mil sueños por delante, con una claridad y madurez de sus objetivos profesionales y de solidaridad, que seguro ha nacido de lo mucho que los han cuidado.

La jornada consistió en conocerse, saber lo que hacemos y somos, para ello participó Nancy Nieto con su testimonio de vida, y otros jóvenes de la Monterrey, aportando lo que se puede hacer a pesar de los mil problemas, motivando a iniciar un espacio para jóvenes en la Nueva Capital, como nosotros le llamamos, otro CCJ, como el que en su día hizo posible que existiera la escuela en la que pudieron estudiar. Se irán haciendo reuniones para ir organizándose, poco a poco se irá haciendo camino.